Placas de hielo reutilizables para mantener fría tu nevera

Casi todos los que hemos recurrido a placas de hielo reutilizables para mantener fría nuestra nevera portátil, tenemos cosas buenas que decir sobre dichos productos, y la manera en que incrementan el tiempo de conservación.

La mayoría de las compañías afirman que sus paquetes de congelación durarán entre un 40 y 60% más que el hielo normal, y la mayoría de los usuarios están de acuerdo en que esto es bastante preciso.

Una de las principales razones por las que las personas compran placas de hielo reutilizables, es porque desean prevenir que sus sándwiches y otros productos susceptibles a la humedad se arruinen.

También lo hacen porque no les gusta tener que hacer paradas obligatorias para comprar hielo en bolsas, pues los acumuladores duran los suficiente para evitarlas.

Sigue leyendo para descubrir las mejores placas de hielo reutilizables para mantener tu nevera portatil a temperaturas óptimas de conservación:

Mejores placas de hielo en 2020

Con lo anterior, hemos revisado una gran cantidad de placas y paquetes de hielo reutilizables para neveras portátiles.

Las siguientes recomendaciones se basan en dicha investigación, y en algunos casos, son el resultado de nuestra propia experiencia de uso:

FlexiFreeze: la placa de hielo recortable más versátil de todas

Opinión del editor 5 out of 5 stars (5 / 5)

FlexiFreeze El acumulador de frio recortable más versátil de todos

Para destacar:

No podemos evitar sorprendernos con estos nuevos acumuladores de frío de FlexiFreeze, que indudablemente se llevan el primer puesto de la mejor elección en términos de flexibilidad y facilidad de empaque.

Nunca antes habíamos visto algo así, y si hubiera un premio anual o trofeo a la mejor innovación en placas de hielo reutilizables, con toda seguridad las placas FlexiFreeze lo ganaría.

Estas láminas de cubos de hielo son 100% a base de agua, sin embargo, son completamente reutilizables, no se derriten y tampoco crean un desastre como lo hace el hielo convencional.

Cada placa viene de 39 x 49 cm. Sin embargo, lo mejor de todo es el hecho de que puedes reducirla para cubrir cualquier nevera o bolsa térmica que necesites enfriar. Solo basta un par de tierras y podrás recortar este acumulador de frío al tamaño deseado. Si, así de fácil.

Para tener en cuenta:

Al ser una placa de hielo reutilizable a base de agua, tiene el mismo calor latente que el agua. Por lo tanto, en términos de rendimiento termodinámico, es muy similar al hielo normal, pero con la ventaja que no produce agua y son 100% reutilizables.

NOTA

Si no sabes que es calor latente y la manera en que esto puede influir en tu decisión de compra, te sugiero leer más adelante, las consideraciones de tamaño y diseño, que debes tener en cuenta, según el uso que desees dar a tu placa de hielo.

Uso recomendado:

Perfecta para mantener frías las bebidas en una fiesta, playa o piscina. Incluso, algunos usuarios las han encontrado tan flexibles que las usan como sustituto de hielo normal, en el tratamiento de lesiones articulares y musculares.

Si has tenido problemas para tratar de empacar los alimentos y bebidas en tu nevera, estas placas de hielo recortable es lo que has estado buscando.


Cooler Shock: las mejores placas de hielo reutilizables

Opinión del editor 4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

Cooler Shock Las mejores placas de hielo reutilizables

Para destacar:

Seleccionamos estos acumuladores de frio Cooler Shock por varias razones.

Tiene una temperatura de congelación de -8°C, que garantiza la seguridad de tus alimentos.

Son fáciles de usar y súper eficientes en términos de rendimiento. Además, es un acumulador de frio 100% seguro, libre de elementos potencialmente tóxicos y bastante flexible, lo que permite una amplia gama de aplicaciones.

Pero lo más importante, es que este acumulador de frío de 25.4 X 35.6 cm, está en la capacidad de ofrecer un enfriamiento efectivo hasta por 48 horas.

Para tener en cuenta:

Al contrario de otros acumuladores de frío, a las placas de hielo de Cooler Shock se les debe agregar agua y sellar el paquete con plancha.

Uso recomendado:

Estas placas de hielo son el producto estrella en estados unidos. Se calcula que un 30% de las personas involucradas en actividades de pesca y camping, usan las placas de Cooler Shock.

Por la capacidad de absorber calor hasta por 48 horas sin cambiar su estado, también son ideales para neveras de viaje sin electricidad.


Fit & Fresh Cool: una placa de hielo reutilizable para neveras portátiles pequeñas

Opinión del editor 4.8 out of 5 stars (4,8 / 5)

Placa de hielo reutilizable Fit & Fresh Cool

Para destacar:

Las loncheras y neveras portátiles no dejan mucho espacio para los acumuladores térmicos. Por lo tanto, un diseño delgado es perfecto, porque permite que las loncheras de tus hijos o tu nevera de pesca conserve de forma segura tus alimentos.

El Fit & Fresh viene en un paquete de cuatro. Cada uno mide 60 x 60 mm, y un espesor de tan solo 6 mm. Un buen tamaño que cabe en cualquier lonchera, e incluso, en las mochilas y neveras más pequeñas.

Las ranuras que traen estas placas te ofrecen también la posibilidad de apilar para incrementar su capacidad refrigerante, en enfriadores de mayor tamaño.

Los acumuladores de frio de Fit & Fresh no contienen BPA, no son tóxicas, y la dureza de su revestimiento las hace fuertes y muy duraderas.

Para tener en cuenta:

Individualmente, el tiempo de conservación se calcula en 3 horas.

Uso recomendado:

Esta es una placa a base de gel, delgada y liviana que mantendrá tus alimentos fríos hasta la hora del almuerzo.

Puedes usarlas en cualquier bolsa aislada. Son muy convenientes para transportar alimentos para bebés y biberones, o apiladas en una nevera portátil cuando vayas de parrilla.


Cool Pack: las mejores placas de hielo a base de gel

Opinión del editor 4.8 out of 5 stars (4,8 / 5)

Cool Pack Las mejores placas de hielo a base de gel

Para destacar:

Miden 180 x 120 X 18 mm de espesor y pesan alrededor de 180 g cada una.

Suministrados en paquetes de 4 u 8, estos acumuladores de gel duro son delgados y livianos. Duran algo más que los acumuladores de frio promedio, y por supuesto, muchísimo más que el hielo normal.

Vienen con un gel aprobado por la FDA y libre de sustancias toxicas como el BPA.

Si combinas estas placas con el hielo normal, se ampliará su poder refrigerante y el tiempo de conservación, debido al calor latente más alto del gel.

Para tener en cuenta:

Lo que más nos gusta de estas placas de hielo, es que la compañía respalda este producto, ofreciendo un reembolso completo si no estás satisfecho.

Simplemente, si encuentras un problema, envías un correo electrónico a Healthy Packers y te devolverán tu dinero, sin hacer preguntas. Esto habla muy bien de la marca, los procesos usados en su fabricación, y la confianza que sus fabricantes tiene en el producto.

Uso recomendado:

Estas placas de hielo son bastante versátiles. Se pueden usar en casi cualquier cosa, incluidos refrigeradores, cajas de bento, loncheras e incluso bolsas de leche materna.

Por su peso liviano, puedes usar estos acumuladores de frío para llevar tu almuerzo a la oficina, campamento, viaje de senderismo y para las loncheras de tus hijos cuando van a la escuela.


Arctic Ice: la única placa de hielo que congela a -15°C

Opinión del editor 5 out of 5 stars (5 / 5)

Arctic Ice La única con una placa de hielo que congela a -15°C

Para destacar:

Arctic Ice es sin duda alguna, la gama alta los acumuladores de frío. Sin embargo, dicha ponderación no se debe precisamente a su precio.

En realidad, las placas de hielo reutilizable de Arctic Ice son un producto de fabricación americana, que se caracterizan por tener el mejor rendimiento termodinámico.

Esto se debe a los materiales no tóxicos en que están fabricadas, y a su carcasa a prueba de fugas que viene con una configuración en su área exterior, especialmente diseñada para maximizar la transferencia térmica.

Estas placas de hielo vienen para 100.000 ciclos de uso. Esto las convierte en unas placas de hielo no solo reutilizables, sino de por vida.

Por otro lado, estos cumuladores de frio, se han convertido en la opción más popular para cazadores experimentados, pescadores y en general, para todas aquellas personas que son amantes incondicionales de cualquier actividad al aire libre.

Por nuestra parte, en términos de eficiencia y durabilidad, solo no resta decir que es nuestra primera elección para neveras portátiles de gran capacidad y trabajo pesado.

Para tener en cuenta:

Estas placas de hielo vienen en diferentes series: Chillin Brew, Tundra y Alaskan. Cada una de ellas puede lograr diferentes temperaturas. Las Placas de a serie Tundra son las que logran temperaturas de congelación hasta -15°C.

Uso recomendado:

Ideal para los amantes a la caza y la pesca.

También muy útil para usarlas en situaciones que requieren garantizar una temperatura estable por periodos relativamente largos.

Su gran eficiencia y confiabilidad térmica, la hace ideales para el transporte de carnes, medicamentos, vacunas y muestras de laboratorio.


Consejos de compra para placas de hielo reutilizables

Ciertamente, no hay mucha ciencia de cohetes involucrada en la elección de un acumulador de frío para tu nevera portátil.

Sin embargo, antes de comprar una placa de hielo reutilizable, es importante tener en cuenta ciertas consideraciones.

Al fin y al cabo, es un producto que estará en contacto con comidas y bebidas que finalmente entraran en tu organismo.

Sigue leyendo para saber las cosas que debes tener en cuenta antes de comprar.

Consideraciones sobre materiales de fabricación

En la actualidad, muchas empresas hacen hincapié en la importancia de fabricar productos libres de químicos, no tóxicos y ecológicos.

El problema con los tradicionales paquetes de gel azul congelable que tu madre solía empacar en tu lonchera de Power Rangers, se basan en materiales a base de petróleo.

Además, con los cambios de temperatura, sabrá Dios qué tipos de toxinas se filtren a través de sus empaques, especialmente después de desgastarse con el tiempo.

Afortunadamente, esto es cosa del pasado. Ahora, no solo puedes conseguir un acumulador de frío especialmente diseñado para lo que deseas.

También puedes escoger entre una variedad de materiales seguros y libres de materiales tóxicos, que, a la vez, se adaptan a cualquier necesidad.

Veamos las alternativas:

Acumuladores de fría a base de PCM

En la actualidad, uno de los materiales más populares usados en la fabricación de acumuladores de frio es algo llamado “material con cambio de fase” (Phase Change Material-PCM).

Este material se caracteriza por su alto calor latente. El calor latente es la cantidad de energía que requiere un material para cambiar de estado sólido a liquido o gaseoso. [2]

Por lo tanto, entre mayor sea el calor latente de un material, mayor es la cantidad de calor que absorbe del medio ambiente, para cambiar de estado. Esto se traduce en una mayor capacidad refrigerante.

A diferencia del hielo convencional que se derrite a una velocidad constante liberando calor en el interior de la nevera, el PCM absorbe el calor del refrigerador y lo mantiene por mucho más tiempo, antes de comenzar a liberarlo cuando cambia de estado.

En pocas palabras, los PCM duran muchísimo más tiempo congelados, y enfrían la nevera a temperaturas considerablemente más bajas que el hielo convencional.

Incluso, pueden llevar tu nevera a temperaturas por debajo de 0°C, algo imposible de lograr con hielo a base de agua.

Uno de los productos a base de PCM más populares y mejor avaluados por los usuarios, es el acumulador de frio de la serie Chillin ‘Brew de Arctic Ice.

Sigue leyendo para saber si es el adecuado para tu necesidad, o haz cli aquí para ver el Chillin ‘Brew de Arctic Ice en Amazon.

Placas de hielo a base láminas flexibles de aluminio

Otro producto realmente popular que ha llegado recientemente al mercado, son las placas de hielo reutilizables a base de láminas flexibles de aluminio.

Estos fueron diseñados originalmente para el transporte seguro de sangre. Contienen un gel refrigerante dentro de capas de nylon y microláminas de aluminio.

Al igual que los PCM, estos acumuladores de láminas flexibles son 100% no tóxicos y baratos.

Funcionan de manera similar a las placas los acumuladores de PCM, pero en términos de rendimiento, son inmejorables.

Al congelarlos a -7°C, superan dramáticamente el hielo triturado, y unas pocas bolsas de Cooler Shock, (3 bolsas) reemplazarán fácilmente alrededor de 10 kilos de hielo convencional.

Solo imagina el espacio que te ahorras, y el alivio al no tener que lidiar con agua estancada. Por algo es el preferido de campistas y viajeros en todo el mundo.

Sigue leyendo para conocer más sobre este producto y otras alternativas, o haz clic aquí para ver el Cooler Shock en Amazon. También viene en una malla muy práctica para organizar mejor tu nevera.

Acumuladores de frío a base de Gel

Por fortuna, la mayoría de los fabricantes de acumuladores de frío a base de gel, han descubierto la forma de hacerlos libres de BPA, no tóxicos y no peligrosos.

La ventaja de los paquetes de gel, es que se congelan a una temperatura más baja y su calor latente es mayor que el del hielo convencional a base de agua. Esto les permite mantener su poder refrigerante por más tiempo, antes de comenzar a liberar calor cuando cambia de fase (fusión).

Un gran ejemplo de esta tecnología son los acumuladores de Blue Ice de Rubbermaid.

Estos acumuladores de frío tienen todos los beneficios de un paquete de hielo reutilizable, sin la preocupación de los peligrosos productos químicos a base de petróleo.

Sigue leyendo para conocer más sobre este producto y otras alternativas, o haz clic aquí para ver el Blue Ice de Rubbermaid en Amazon.

Consideraciones de tamaño y diseño

En comparación al hielo convencional en cubos o escarcha, algunos acumuladores de frio tienen la desventaja de no ser tan adaptables en términos de espacio.

Estos pueden ser engorrosos y casi imposibles de poner, en los espacios reducidos y rincones más pequeños de tu nevera portátil.

Afortunadamente, algunos fabricantes prestan especial atención a la conveniencia y capacidad de empaquetamiento que debe tener un acumulador de frío.

Así que, si tu problema es de espacio, existen acumuladores que son realmente una innovación industrial muy esperada por muchos. Ese es el caso de los acumuladores FlexiFreeze Ice.

Estos acumuladores de frio están diseñados para que puedas reducir su tamaño según tus necesidades, de una manera exacta y de acuerdo a la disposición de tu nevera.

Sigue leyendo para conocer las opiniones de este producto, o haz clic aquí para ver el FlexiFreeze Ice en Amazon. Otra buena opción son los FIT & FRESH.

Con solo 13 mm de espesor, los podrás introducir en los bolsillos de tu mochila asilada, caja de almuerzo y en general, en cualquier espacio reducido, en donde incluso, no puedes acomodar hielo convencional en cubitos.

Sigue leyendo para conocer las opiniones de este producto, o haz clic aquí para ver el FIT & FRESH en Amazon.

Consideraciones de costo

Lo cierto, es que como casi todo en la vida, obtienes lo que pagas. Vas a encontrar que mientras un acumulador de frio barato dura menos que un suspiro, en términos de eficiencia, duración y seguridad, uno de mayor precio y de buena calidad, vale su peso en oro.

Pero lo mejor de todo esto, es que incluso los mejores acumuladores de frio no cuestan una fortuna.

Así que, en definitiva, vale la pena invertir en uno o varios acumuladores de buena calidad, y así aprovechar al máximo cada centavo que pagaste por esa hermosa nevera portátil, que deseas estrenar desde ya.

Otra cosa a considerar es que, si usas hielo convencional, remplazarlo con regularidad puede resultar costoso. Básicamente estás pagando por algo que tiras una vez que se derrite.

En comparación, las placas de hielo reutilizables pueden durar varios años, por lo que, aunque el desembolso inicial es mayor, será una pequeña inversión que se pagará rápidamente con el tiempo.

Simplemente enjuágalos y vuelve a meterlos en el congelador después de usarlos, y estarán listos para la próxima vez.


Consideraciones de uso

Ten en cuenta tus actividades planificadas antes de elegir tu acumulador de frío.

¿Lo quieres para un camping de fin de semana, pesca o caza? ¿Se usarán por un día en la playa o en una fiesta de patio? ¿Solo necesitas algo para mantener fresco el almuerzo de los niños?

Existen placas de hielo con múltiples opciones de rendimiento, tamaño, características termodinámicas y precio, que resultan en diferentes rangos de rendimiento y tiempo de enfriamiento.

Asegúrate de elegir un acumulador de frío que permanezca congelado durante el tiempo que necesitas.

En circunstancias ideales, algunos durarán de 4 a 12 horas, y otros permanecerán fríos hasta por 48 horas o más.

Consejos para sacar máximo provecho a tus placas de hielo para nevera

Ahora que has conseguido un perfecto acumulador de frio para tus necesidades, sería bueno saber de qué manera le puedes sacar el mejor provecho.

Aunque con el simple hecho de tirar un acumulador de frio dentro de tu nevera ya recibes algunos beneficios, es bueno tener en cuenta algunas cosas simples para asegurarte de que tu comida se mantenga fresca y deliciosa.

Revisa el estado de tu nevera

Para empezar, asegúrate de que el enfriador esté a la altura. Si no cierra bien como solía hacerlo, si la cremallera o el broche se atascan en una posición abierta, o si parece que su contenido se calienta demasiado rápido (incluso con una bolsa de hielo), definitivamente es hora de buscarte una nueva nevera portátil.

Organiza el contenido y los acumuladores de frío en tu nevera

Una vez te asegures de que tu nevera no tiene problemas, sigue los siguientes consejos para lograr un enfriamiento óptimo:

En neveras de tela o flexibles

La forma en que empacas tu refrigerador puede ser un factor importante para evitar la entrada de calor.

El empaque adecuado comienza por la manera en que cargas el acumulador de frio. Si tienes una nevera de tela o de tipo flexible, no pongas la placa de hielo en el interior de la bolsa nevera. La razón de esto, es que las bolas térmicas, a menudo tienen menos aislamiento que las neveras portátiles rígidas.

En su lugar, pon los alimentos menos perecederos y menos triturables en la parte inferior y el acumulador de frio en los bolsillos exteriores de la bolsa.

Incluso, algunas mochilas de alto rendimiento, tienen bolsillo especial en su parte exterior para colocar la placa de hielo. Esto las hace muy eficientes a la hora de evitar la entrada de calor.

En neveras rígidas

En neveras con una estructura rígida, coloca la placa de hielo en el fondo, y en la parte superior. Si no tienes suficientes acumuladores de frío, entonces opta por colocar lo que tengas en el fondo.

Coloca siempre tus artículos más perecederos más cerca de la placa de hielo. Si bien, estos acumuladores de frio reducen la temperatura general de la nevera, las cosas cercanas a ellos se mantendrán más frías.

Prioriza los productos

Ten en cuenta que los cárnicos y lácteos debe tener prioridad. Si tienes varios acumuladores de frio, asegúrate de que algunos se ubiquen cerca de estos alimentos y destina los que sobren para las bebidas.

Finalmente, cerciórate de verificar en tu nevera la línea de llenado recomendada por el fabricante. A menudo, y especialmente en las neveras rígidas, hay una marca visible por encima de la cual, no debes empacar ningún alimento susceptible de estropearse fácilmente con cambios de temperatura.

La línea de llenado te indica la zona más caliente de la nevera, por lo tanto, está allí por una razón importante.

No es lo que bucas? Mira nuestra guia maestra de neveras portatiles

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
You cannot copy content of this page